Esto ni siquiera existe

[O al menos no debería]

Son las 12:57 a.m., no puedo dormir y tengo una buena razón para quedarme despierta: Nadia está haciendo un trabajo practico y siempre que Nadia estudia o hace un trabajo practico surgen conversaciones divertidas y descubro cosas sumamente interesantes. Cosas como el significado simbólico del zapping.

Si no puedo dormir es porque me acostumbré a dormir entre cinco y seis horas, pero hoy me tiré en mi cama escuchando Abbey Road y me quedé dormida, me desperté, fui a ingles y ahora no tengo sueño.

Siempre creí que escribir en un periódico escolar no sería TAN aburrido o tedioso, si al menos tuviese un lindo diseño escribiría allí y estaría medianamente feliz por hacerlo, pero como todos sabemos la escuela solo sirve para amargar a las personas, así que el diseño tenía que ser el más feo sobre la faz de la tierra.

Solo he de agregar que encontré dos mosquitos de un tamaño impresionante y espero no haber sido picada por ellos.

Soy increíble, todos los párrafos que escribí hasta ahora empezaron con “S” y no fue intencional.

4 ^_^:

La escuela, decididamente, solo sirve para amargar a las personas. Jaja.

Existira la remota posibilidad de que pueda cruzar unas palabras con vos? :(

agustín said... 22.8.06  

Amo que estés completamente desquiciada, y le contesto a martín: NO.
Gracias vuelvas prontonzzz

Valeria said... 23.8.06  

Hola Firefly, tengo 37 años y llegué a tu blog porque soy la esposa del Bigote que escribe el Bigoblog en Terra donde dejaste... algo. Bueno, muy largo de explicar. Sólo quería decirte que lo que escribís me recuerda mucho a lo que yo escribía cuando tenía tu edad, a lo que sigo escribiendo y decirte que no, no estás loca, o entonces muchos lo estamos. Y que en esa escuela puede haber alguna gente que alguna vez escribió algo como lo tuyo y hoy es un profesora (o profesora) tratando de que la escuela NO sirva para amargar a las personas sino para abrir la mente. Al menos yo me volví esa persona luego de haber escrito -y seguir escribiendo- desde mis 12 años textos como los tuyos. Abrazo.